La Sonora Ponceña toca en medio de su dolor

Compartir este contenido

papo-lucas-y-quique-salsa-gigante-otra

En medio del desconsuelo por la muerte del fundador de la orquesta La Sonora Ponceña, Enrique “Quique” Lucca, los integrantes de la agrupación se presentaron anoche en Santa Isabel.

La orquesta arrancó a tocar a las 7:30 p.m. en las fiestas de la fundación del pueblo de Santa Isabel, mientras el cuerpo don Quique era recibido en la funeraria Jackie Oliver en Ponce.

El fundador de la orquesta falleció ayer tarde a los 103 años a consecuencia de un paro respiratorio en el Hospital Damas en Ponce. Al momento de su muerte, su hija Zulma se encontraba con el líder de la agrupación que se fundó en el 1954.

Un compungido Papo Lucca, junto al resto de los miembros de la orquesta decidió no cancelar la presentación de esta noche en honor a su padre, dado que el veterano músico le enseñó que la responsabilidad y el deber son una prioridad.

“Estamos aquí como él hubiese querido. Sabemos que él está al lado de nosotros”, indicó un afectado Papo al dirigirse a los asistentes.

Tras esas palabras Papo se ubicó frente al banquillo del piano e hizo lo que sus virtuosas manos han hecho a través de más de cinco décadas: tocar salsa gorda. No obstante, el hijo del fenecido músico se mostró devastado por la muerte de su padre. Igual de tristes lucieron el resto de los integrantes de la orquesta. La agrupación tocó una selección de sus grandes éxitos.

Durante el espectáculo de esta noche La Sonora Ponceña alternó tarima con las orquestas de Puerto Rican Power y Willie Rosario.

Por Damaris Hernández

Mas Relacionados